Posteado por:
Lizzy
Administrador



Cómo curar las ampollas y rozaduras

CON UN CUBITO DE HIELO

Lo primero que causa una ampolla es, efectivamente, mucho dolor. Frotar suavemente la zona con hielo insensibilizará la zona y hará más soportable el daño, al menos durante un tiempo.





CON ACEITE ESENCIAL DE LAVANDA

Para acelerar el proceso de curación, pon unas gotas de este aceite esencial sobre una gasa y colócala sobre el área afectada a modo de apósito.





CON GEL DE ALOE VERA

Si se revienta, acude inmediatamente al aloe vera. Sumadas a su poder cicatrizante están sus propiedades hidratantes, que reducirán la inflamación y ayudarán a que la piel vuelva a su estado normal más rápidamente.






CON UN BAÑO DE SAL

Sumergir la zona afectada (supongamos que se trata de los pies) en agua caliente con sal tiene dos efectos inmediatos: previene una posible infección de la herida y estimula la circulación, activando el proceso de regeneración celular o, lo que es lo mismo, la cicatrización.





CON VINAGRE DE MANZANA

Aún tenemos muchas cosas que aprender de la medicina tradicional, como por ejemplo a aprovechar las propiedades antibióticas y antisépticas del vinagre de manzana. Aplícalo de forma tópica (mezclado con agua) para limpiar la herida y eliminar las bacterias.







CON AJO

Sí, el ajo también tiene vida más allá de la cocina. Basta con frotar suavemente un diente de ajo sobre la zona afectada de 5 a 10 minutos para aprovechar sus propiedades antibacterianas y cicatrizantes.





0 Comentarios


Cargando comentarios espera un momento...
No tienes permisos para comentar.

Para poder comentar necesitas estar Registrado. O.. ya tienes usuario? Logueate!
Ir al cielo