Posteado por:
Lizzy
Administrador



Alzhéimer canino

El síndrome de disfunción cognitiva (SDC) o alzhéimer canino es una enfermedad que provoca alteraciones de conducta en los perros. Aprende a identificar sus síntomas y cuál es el mejor tratamiento para tu mascota.


Qué es el síndrome de disfunción cognitiva o alzhéimer canino






El síndrome de disfunción cognitiva (SDC) o más comúnmente llama alzhéimer canino es una enfermedad degenerativa, más frecuente en el perro geriátrico, que conlleva una serie de cambios de comportamiento. Habitualmente estas variaciones de la conducta se atribuyen a la edad de nuestro can, como algo normal e inevitable y sin una causa aparente, pero varios estudios sugieren que se deben al deterioro progresivo del sistema nervioso, de forma parecida a lo que les ocurre a las personas con demencia senil o alzhéimer.

Se han desarrollado varios métodos para lograr un diagnóstico más preciso del SDC canino y, afortunadamente, existen pautas terapéuticas, tanto farmacológicas como de modificación de la conducta, para mejorar la sintomatología y enlentecer su progresión, siendo crucial la detección precoz. Por eso, no debemos angustiarnos si nuestro perro es diagnosticado de síndrome de disfunción cognitiva, ya que aún podemos ofrecerle calidad de vida en su tercera edad, y mejorar nuestra relación con él para seguir disfrutando como antes.


Envejecimiento del sistema nervioso de los perros


Con la edad, todos los órganos del perro sufren cierto deterioro anatómico y funcional. En el cerebro se aprecian una serie de cambios físicos: la parte externa, la corteza cerebral, se vuelve más fina, los ventrículos –situados internamente– se dilatan, y los surcos se amplían. En las meninges –una serie de capas que recubren el cerebro y la médula espinal– se forman depósitos de calcio, y el número de neuronas disminuye.

Se ha demostrado que en los perros con alzhéimer, el daño oxidativo y el depósito en el tejido nervioso de una sustancia denominada β-amiloide son capaces de ocasionar neurotoxicidad, interfiriendo en la transmisión del impulso nervioso. Todos estos cambios neurodegenerativos pueden llegar a ocasionar desde un deterioro cognitivo leve, a un verdadero SDC. Esta disfunción cognitiva evoluciona gradualmente, de manera lenta, en un periodo de un año y medio a dos años, e incluso más.


Prevalencia del alzhéimer en los perros


La prevalencia y la severidad de los signos clínicos del síndrome de disfunción cognitiva en los canes aumentan con la edad del perro. Se calcula que entre el 14% y el 35% de los animales geriátricos lo padecen. Casi siempre se diagnostica a partir de los 10 años de edad, aunque se puede detectar antes. No existe predisposición racial, afectando a razas de pequeño y gran tamaño por igual, y parece que las hembras padecen alzhéimer canino con mayor frecuencia que los machos.

El SDC es una enfermedad infradiagnosticada, ya que muchas veces no se le dan importancia a los cambios de comportamiento asociados a la edad hasta que han pasado meses, años, o el animal está muy afectado; por eso, es importante llevar a nuestra mascota al veterinario anualmente para realizar su revisión de salud y detectarlo precozmente.

0 Comentarios


Cargando comentarios espera un momento...
No tienes permisos para comentar.

Para poder comentar necesitas estar Registrado. O.. ya tienes usuario? Logueate!
Ir al cielo