Posteado por:
Lizzy
Administrador



Dentición en el bebé






El proceso de la dentición suele comenzar a partir de los tres meses de edad, aunque a algunos bebés les sale un diente durante sus primeras semanas de vida o, incluso, nacen ya con uno o dos dientes. Pero lo más frecuente es que los papas vean cómo despuntan los primeros dientes en las encías de su pequeño cuando este tiene entre cuatro y siete meses.

Por lo general, los primeros dientes que le salen al bebé son los incisivos inferiores, es decir, los dos dientes que se encuentran en la parte inferior y central de la boca; y entre cuatro y ocho semanas más tarde suelen aparecer los cuatro dientes incisivos superiores. Alrededor de un mes después salen los incisivos inferiores laterales -dos dientes situados a ambos lados de los incisivos inferiores centrales-, a continuación los molares de leche (muelas que se encuentran en la zona posterior de la boca) y, finalmente, los caninos superiores.

Al salir los dientes el bebé puede encontrarse molesto o irritable, y es habitual que babee más y tienda a morder los objetos. El proceso de dentición puede ser incluso doloroso, pero siguiendo ciertos consejos puedes aliviar las molestias de tu hijo.

Es importante destacar que el orden de aparición de los dientes temporales es variable, sin que esto indique un retraso o anticipación del crecimiento, aunque ciertas enfermedades como el hipotiroidismo, o deficiencias nutricionales, pueden retrasar el proceso normal de dentición.


Cada niño es diferente, pero en la mayoría de los casos los dientes temporales aparecen entre los tres y los 12 meses de edad y terminan de salir entre los 30 y los 36 meses. Esta será la dentadura del niño hasta aproximadamente los seis años, donde empezarán a caerse para dar paso a la dentadura definitiva.

Los dientes temporales, también llamados de leche, son más pequeños, más blancos y más achatados que las piezas definitivas. La cronología de erupción de los dientes temporales es la siguiente:

Incisivos centrales: suelen aparecer los inferiores sobre los seis meses y los superiores un mes después.

Incisivos laterales: con siete meses aparecen los inferiores y con ocho los superiores.

A continuación salen los cuatro primeros molares (dos superiores y dos inferiores) sobre el año de edad.
Con 16 o 20 meses aparecen los cuatro caninos.
Normalmente, alrededor de los 2 años, erupcionan los últimos dientes temporales: los cuatro segundos molares.

Los dientes temporales son completamente diferentes que los definitivos, a pesar que su función es la misma, permitir la masticación de alimentos sólidos, mejorar la vocalización y dar un aspecto estético al rostro. Las principales diferencias entre los dos tipos de dientes pueden ser anatómicas, periodontales, radiculares y clínicas.

Los dientes definitivos tienen una dureza mayor para poder aguantar durante toda la vida de la persona, además el número de piezas varia, los dientes temporales suman un total de 20, diez en la parte superior y diez en la inferior, mientras que la dentadura definitiva tiene 32 piezas, 16 en cada arcada.

Los dientes de leche cuentan con una raíz más larga y delgada que los dientes definitivos, también se encuentran diferencias entre las coronas de ambas piezas. En los dientes temporales la corona es más ancha con relación a su altura y los surcos gingivales son más marcados que en los dientes que nos acompañarán toda la vida.





0 Comentarios


Cargando comentarios espera un momento...
No tienes permisos para comentar.

Para poder comentar necesitas estar Registrado. O.. ya tienes usuario? Logueate!
Ir al cielo