Posteado por:
Lizzy
Administrador



Dedo en martillo






La denominación de dedo en martillo o en garra de esta deformidad se debe a la apariencia que adquiere el extremo del dedo del pie que presenta dicho problema, que suele ser el segundo, aunque también se pueden deformar cualquiera de los demás. Esta afección se caracteriza por la flexión hacia debajo de la articulación interfalángica proximal, es decir de la mitad del dedo del pie, que tiende a la hiperflexión .

Además de originar una mala apariencia estética al pie, tener un dedo en martillo o varios origina dolor y otros problemas traumatológicos.

Causas por la que surge el dedo en martillo

La causa más frecuente por la que aparece la deformación llamada dedo en martillo en el pie es el uso de calzado demasiado estrecho y corto, ya que obliga al dedo a que esté flexionado hacia abajo. Si se mantiene esta posición, los músculos y tendones del dedo tienden a acortarse y a deformarse, adquiriendo esta curvatura de forma permanente.

De la misma forma, el uso de calzado con tacón alto que conlleva que los dedos de los pies soporten más peso en posición flexionada, también suele originar la deformación conocida como dedo en garra.

Otro motivo común de su aparición está ligada con la presencia de un juanete o hallux valgus en el pie afectado, el cual ejerce presión en la zona y provoca la flexión de los dedos.

Por otro lado, se puede nacer con dedo en martillo o surgir con el paso del tiempo por cuestiones genéticas; o como consecuencia de otras enfermedades, entre las que se encuentra la artritis reumatoide. Patologías nerviosas o de la médula espinal también pueden originar la deformación, en estos casos aparece en todos los dedos de los pies, pero no es lo común.

A quién afecta el dedo en martillo: factores de riesgo

Cualquier persona que utilice un calzado inadecuado, es decir, que sea de una talla pequeña, que no se ajuste correctamente o que provoque que los dedos estén apiñados y flexionados, presenta muchas posibilidades de padecer dedo en martillo. En concreto, los principales afectados o pacientes de estas deformidades suelen ser:

Mujeres que usan a diario zapatos de tacón alto.

Personas que trabajan de pie o caminando continuamente con un calzado incómodo.

Niños y jóvenes que siguen utilizando calzado que ya no es de su talla. En estos casos es importante que un adulto esté pendiente de comprobar que el zapato no le queda pequeño al pequeño, especialmente en las etapas de crecimiento rápido.

Personas que padecen obesidad, ya que el exceso de peso y la falta de agilidad le puede comprometer la pisada.

Personas mayores que suelen optar por un calzado demasiado blando y sin sujeción. Los ancianos también suelen descuidar su vestimenta y, por tanto, no usar un zapato adecuado o de su talla.

Pacientes que por alguna enfermedad, como puede ser la diabetes, pierden sensibilidad en los dedos de los pies.

Otros posts que te van a interesar:

0 Comentarios


Cargando comentarios espera un momento...
No tienes permisos para comentar.

Para poder comentar necesitas estar Registrado. O.. ya tienes usuario? Logueate!
Ir al cielo