Posteado por:
Lizzy
Administrador



5 trucos para eliminar los malos olores en lugares cerrados




Para acabar con los malos olores de los espacios cerrados podemos recurrir a las propiedades desodorizantes de determinados productos naturales, como la canela o el café

1. Vinagre de manzana



El vinagre de manzana es un producto antibacteriano y desodorante que nos puede ayudar a eliminar muchos olores desagradables.
Este facilita la limpieza del polvo y, gracias a sus compuestos antifúngicos, evita los olores a humedad causados por el moho.

¿Cómo utilizarlo?

Vierte partes iguales de vinagre de manzana y agua en un frasco con atomizador, agítalo, y rocía la mezcla en los espacios cerrados.
También puedes poner una pequeña cantidad de vinagre en pequeños recipientes y ubicarlos en las esquinas de estos sitios.

2. Esencia de vainilla



El olor de la esencia de vainilla es penetrante y se dispersa con mucha facilidad. Gracias a esto, lo podemos aprovechar para deshacernos del mal olor que suele aparecer en los armarios y espacios cerrados.

¿Cómo utilizarlo?

Pon un poco de esencia de vainilla en un paño limpio y frótalo sobre los lugares que deseas desodorizar.
Para un olor más duradero, vierte una cucharadita de esencia en un plato y ubícalo en un punto estratégico.

3. Granos de café



Los granos de café o el café molido son muy útiles para neutralizar los aromas desagradables que suelen aparecer en el bote de basura, los armarios y otros sitios poco ventilados.

¿Cómo utilizarlo?

Toma unos cuantos granos de café tostados y ponlos en el interior de los armarios o sitios malolientes.
Si eliges usar los restos de café molidos, viértelos en una pequeña bolsa de tela o un plato.

4. Jugo de limón




El jugo de limón fresco ayuda a eliminar las bacterias y el moho que suelen ocasionar malos olores en los diferentes espacios de la casa.
Conocido como uno de los mejores agentes de limpieza, sirve para remover el polvo, los derrames y otros tipos de suciedad acumulada.

¿Cómo utilizarlo?

Exprime media taza de jugo de limón, mézclala con media taza de agua tibia, y rocíala sobre las superficies deseadas.
Deja que se seque unos minutos al aire libre y retira los posibles restos con un paño suave.

5. Bicarbonato de sodio



El bicarbonato de sodio es uno de esos productos de limpieza ecológicos que no deberían faltar en nuestro hogar.
Tiene propiedades antibacterianas y desodorantes que nos ayudan a combatir el mal olor dejado por la humedad, los restos de comida y la basura.

¿Cómo utilizarlo?

Humedece un poco de bicarbonato de sodio con limón o agua y, tras obtener una pasta, frótala sobre los muebles y las superficies deseadas. Deja que actúe durante 5 o 10 minutos y retira los excesos con un cepillo.
También puedes verterlo en pequeños platos para introducirlos en los sitios donde se concentra el mal olor.



0 Comentarios


Cargando comentarios espera un momento...
No tienes permisos para comentar.

Para poder comentar necesitas estar Registrado. O.. ya tienes usuario? Logueate!
Ir al cielo