Posteado por:
Lizzy
Administrador



¿Vivir en otro país? Claro que es posible






Por cuestiones de trabajo, escuela o simplemente porque quieres respirar otros aires, cambiar de residencia no es tan complejo como podría parecer. Únicamente es cuestión de que tengas todo en orden para cumplir con tu objetivo: vivir en otro país.

Si aún no te vas, es fundamental que tengas decidido a dónde te irás. Esto te puede facilitar muchas cosas, como buscar un nuevo trabajo, la escuela en la que pretendes estudiar o comenzar una nueva vida, pues tus hábitos podrían cambiar por completo.

Sugerimos que antes de irte, consideres en dónde vivirás. Es importante que al momento de tu llegada a ese nuevo lugar del mundo, tengas definido a dónde llegarás, si rentarás, comprarás casa o si estás dispuesto a compartir piso. Analiza las diferentes opciones de vivienda y elige la que mejor te convenga.

Inglés, francés, alemán, ruso, chino. ¿Tienes conocimiento y manejo del idioma que hablan? Si tu respuesta fue no, busca un curso y aprende lo más que puedas, piensa que tendrás contacto con otras personas y un sinfín de necesidades. No permitas que esto sea una limitante, prepárate.

Mantente informado de lo que puedes y no puedes hacer. Recuerda que cada país cuenta con una legislación particular, conoce tus derechos y obligaciones, no infrinjas la ley y cumple con todo lo que te sea solicitado. Evítate problemas legales y ten una estancia tranquila.

Cuida tu economía. Antes de irte, revisa cuál es el tipo de moneda que manejan. Abrir una cuenta bancaria será una opción viable para que comiences a manejar tu dinero, fíjate que el banco de tu elección tenga presencia en el país al que te vas.

Conocer las costumbres de otro país enriquecerá tu expertise. Conoce la cultura del lugar al que te irás. Pero espera, ligado a esto, no podemos dejar de lado los centros de entretenimiento. Sí, también es importante que tengas ratos de esparcimiento y diversión, así que poco a poco ve conociendo los museos, teatros, centros nocturnos, plazas públicas, restaurantes, todos los lugares que te permitan socializar.

Una vez estando allá, toma en cuenta que podrás tener gastos extra, necesidades que cubrir como alimentación, pago de servicios, lugar de trabajo, o escuelas para tus hijos en caso de que tengas familia.

Sin lugar a dudas, la planificación será necesaria al momento de tomar este tipo de decisiones. Como sugerencia, no dejes todo al último, pues prácticamente estarás iniciando una nueva vida.

¡Mucho éxito en tu nuevo viaje!

Otros posts que te van a interesar:

0 Comentarios


Cargando comentarios espera un momento...
No tienes permisos para comentar.

Para poder comentar necesitas estar Registrado. O.. ya tienes usuario? Logueate!
Ir al cielo